¿Cómo implementar un sistema básico de fertirrigación?

Para poner en funcionamiento un sistema básico de fertirrigación, el primer paso es adaptar el sistema agrícola que se utiliza normalmente para el riego de las plantaciones, para que a través de él se puedan aplicar los fertilizantes también. Este método de fertirriego puede significar una inversión inicial alta pero con un buen retorno de la inversión a mediano plazo.

Otro método para lograr el fertirriego de una forma más sencilla y económica es considerando su aplicación mediante aguateo o drench. En ambos casos, lo más importante es utilizar fertilizantes que sean 100% hidrosolubles, es decir, que se disuelvan completamente en el agua.

Los equipos de fertirrigación más usados son:

  • Tanques de fertilización: son depósitos que están conectados a la red de distribución del agua en forma paralela. En estos tanques el fertilizante se incorpora al agua por la diferencia de presión entre la salida y la entrada de la misma. Tienen un bajo costo pero pueden presentar problemas de uniformidad en la aplicación.
  • Inyectores tipo Venturi: es un dispositivo muy sencillo que no requiere energía para su funcionamiento. Se trata de un tubo conectado de forma paralela a la tubería principal, que cuenta con un estrechamiento en donde se produce la succión que hace que el fertilizante circule por la red de riego. No son recomendados en sistemas con poca presión en la red, ya que generan una gran pérdida de carga en la tubería.
  • Inyectores eléctricos o hidráulicos: como su nombre lo indica, estos dispositivos inyectan la solución que se encuentra en un depósito, que no está conectado a la red, con la ayuda de una bomba eléctrica o hidráulica. Mantienen una inyección constante de fertilizante en el agua de riego.
  • Inyectores proporcionales: estos inyectores están controlados por electroválvulas. Su función es la de aplicar siempre la misma cantidad de abono, aun cuando el caudal sea diferente, manteniendo siempre la misma concentración en el sistema de riego. Estos equipos son ideales para automatizar la fertirrigación.

La fertirrigación puede convertirse en un aliado clave en la agricultura, sobre todo cuando las lluvias no se hacen presentes en el momento exacto en el que se necesita aplicar los nutrientes a los cultivos, ya que de esta forma se disminuye el estrés en las plantaciones y se aumenta la posibilidad de lograr cosechas más productivas.

Deje un comentario

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>