¿Cómo prevenir el “OJO DE GALLO” en cultivos de café?

Cuando la época lluviosa llega a su fin, la humedad disminuye, la temperatura asciende y hay más ventilación en los cafetales, logrando un ambiente que no favorece el desarrollo de la enfermedad conocida como Ojo de Gallo. Por eso, ese el momento ideal para manejar la enfermedad y evitar que en la próxima época lluviosa se den daños más severos en las plantaciones de café. Pero, ¿qué es el Ojo de Gallo? Esta es la información más importante sobre este tema:

¿Qué es el Ojo de Gallo?

Así se le llama a la enfermedad causada por el hongo Mycena citricolor, que aparece sobre todo en zonas medias y altas, donde las lluvias se dan con frecuencia y los bancos de neblina aparecen con regularidad. Esta enfermedad afecta tanto a las hojas de las plantas de café, como a sus frutos.

¿Cuáles son sus síntomas?

Las hojas se ven afectadas con la formación de manchas de color oscuro, circulares u ovaladas, cuando la lesión es reciente. Sin embargo, cuando la lesión ya es más vieja, estas lesiones toman un color café claro. También se da una caída de las hojas y de los frutos de la planta de café de forma rápida y muy severa.

¿Qué condiciones favorecen la aparición del Ojo de Gallo?

El clima lluvioso, la alta nubosidad y las temperaturas bajas, crean condiciones ideales para que este hongo se reproduzca; también se ve favorecido en cafetales densos que tengan mucha sombra y poca ventilación, así como en cultivos sin un plan adecuado de fertilización.

¿Cómo se puede prevenir?

Hay varias acciones que se pueden llevar a cabo para combatir el Ojo de Gallo y evitar que se convierta en una epidemia. Los esfuerzos aislados tienen poco éxito en el combate de la enfermedad; por lo tanto, lo más conveniente es poner en práctica estas acciones de manera conjunta:

  • Si se piensa cambiar la plantación por una nueva y ya existían antecedentes de Ojo de Gallo en ese lugar, se debe planificar bien la densidad del cultivo; no se deben sembrar más de 2500 plantas por manzana.
  • Al finalizar la época de cosecha, se debe realizar una poda para eliminar el tejido afectado; si es necesario, se debe reducir la densidad de siembra para generar más ventilación y permitir la entrada de luz al cafetal.
  • Tres meses después de la poda, se debe realizar una deshijada, donde solo se dejan los hijos más fuertes para evitar el auto sombreo en la planta.
  • Controlar las malezas u otros hospederos del hongo que crecen en los alrededores del cafetal.
  • Seguir un plan de fertilización bajo la asesoría de profesionales para evitar insuficiencias en las plantas que las vuelvan más vulnerables.

Cabe mencionar que las lesiones que aparecieron en años anteriores se reactivan al inicio de la época lluviosa, por lo que es indispensable poner en marcha todas las acciones de prevención y manejo antes mencionadas durante la época seca para no favorecer el crecimiento y desarrollo de este hongo.

Deje un comentario

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>