Hidroponía: cultivos con alta productividad y calidad

La hidroponía es un conjunto de técnicas que sustituye el suelo, donde los elementos nutritivos son entregados en una solución líquida. Esta técnica permite cosechas en períodos más cortos que la siembra tradicional, asimismo presentan mejor sabor y calidad del producto, también mayor homogeneidad y producción.

Este sistema te permite diseñar estructuras simples o complejas favoreciendo las condiciones ambientales idóneas para producir cualquier planta de tipo herbáceo aprovechando en su totalidad cualquier área. Ya sea en azoteas jardines, suelos infértiles, terrenos escabrosos, entre otros,  sin importar las dimensiones como el estado físico de estas.

Ventajas de los cultivos hidropónicos 

Existen excelentes razones para iniciar la práctica de hidroponía,  una de ella es que eliminan pestes y enfermedades contenidas en la tierra, inmediatamente. La labor que involucra el cuidado de las plantas se ve notablemente reducida, definitivamente es una técnica fácil de aprender y de bajo costo.

Hidropnía

 

Además la hidroponía permite tener más plantas en una cantidad limitada de espacio, las cosechas maduran rápidamente y producen rendimientos mayores, se conservan el agua y los fertilizantes, ya que pueden reciclarse. Asimismo, permite ejercer un mayor control sobre las plantas, con resultados más uniformes y seguros.

Pasos para realizar un cultivo hidropónico

Para llevar a cabo un cultivo hidropónico siguiendo la técnica raíz flotante, son necesarios los siguientes materiales:

Hidropnía1
  • Un recipiente: envase que tenga una profundidad de 20 a 30 cm. Se recomienda sea de color oscuro para que la luz no dé a las raíces.
  • Bomba aireadora: similar a las que se usan en las peceras. Son necesarias para que el agua tenga buena oxigenación.
  • Solución Nutritiva: pueden ser realizadas de forma casera. También se pueden adquirir soluciones ya realizadas que cuentan con nutrientes balanceados.
  • Sustrato: retienen los nutrientes que el cultivo necesita, sirve como base para las plantas  y es muy económico.
  • Semillas o plantas.
  • Tapón de goma o plástico.
  • Tabla de madera: debe tener las mismas dimensiones del recipiente.

Indicaciones

  • Hacer un agujero en la base del recipiente seleccionado sin olvidar la profundidad. En este agujero se debe insertar el tapón de goma o de plástico, para que pueda realizar el cambio de agua cada vez que sea necesario.
  • Con un taladro hacer orificios en la tabla de madera, preferiblemente con espacios iguales entre cada orificio. La cantidad de orificios serán proporcionales al tamaño de la tabla.
  • Por los orificios, inserta las raíces de la planta. Es importante tener cuidado de no lastimar las raíces y que estas queden sumergidas en el agua. Recuerde que el tallo debe quedar encima de la superficie del agua.
  • Asegurar la planta con el sustrato, que es un medio sólido e inerte que protege y da soporte a la planta para el desarrollo de la raíz, permitiendo que la solución nutritiva se encuentre disponible para su desarrollo.
  • Se puede poner el cultivo aprovechando los espacios de la casa como el patio, una terraza o alguna pared, pero lo importante es que las plantas puedan recibir la luz del sol.
  • Con la bomba aireadora se debe oxigenar el agua, preferiblemente cada dos o tres horas al día, y debe hacerse una revisión a la solución hidropónica. En cualquier caso, puedes añadir nutrientes de forma independiente para que la planta mantenga la cantidad de nutrientes necesarios y estables.
Hidropnía4

Recomendaciones para un cultivo hidropónico sano

Es recomendable que cada 15 días se cambie el agua del recipiente. También es necesario observar el desarrollo de las plantas por si llegan a presentar alguna anomalía o algún fallo de la instalación del cultivo. La planta debe recibir luz solar para su desarrollo aunque para algunos tipos de plantas no es fundamental.

lattuga-fresca-che-cresce-nel-sistema-di-coltura-idroponica-49284436Cabe destacar que los elementos nutritivos predominantes en las plantas son: Nitrógeno, Fósforo, Potasio, Calcio, Magnesio, Azufre, Hierro, Cobre, Zinc y Manganeso. La hidroponía es capaz de proporcionarlos en conjunto a través de la solución del suelo, de tal manera que la raíz los absorbe directamente en las proporciones brindadas. Se sugiere sembrar especies de plantas como: lechuga, melón, sandía, zanahoria, fresas, pepino, albahaca, pepino, tomate, chile, hierbas, entre otras.

Recuerde que en los fertilizantes líquidos de Tilawa Agro podrá encontrar las diferentes opciones para nutrir de la mejor manera sus cultivos hidropónicos y así obtener alta productividad y calidad en sus cosechas. Productos como el Nutriphos 8-30-0 (fuente de N y P), la serie Golden (Ca, Mg, Fe, Zn, B) o Agricas (Multiminerales), el Black Gold (fuente bioestimulante) y el Nutriphos Potasio (fosfito de potasio), pueden aplicarse en la solución hidropónica o bien por medio de aspersiones foliares, gracias a su estado líquido, a la alta solubilidad y a la alta capacidad de absorberse por las plantas (raíces o follaje).

¡Contáctenos!

 

Deje un comentario

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>