Identifique las carencias de nutrientes en sus plantas

Prestar debida atención al aspecto de sus cultivos es de gran importancia. En especial en ciertos detalles que pueden servir como detectores de síntomas visuales de enfermedad y desnutrición en sus plantas, lo que le puede ayudar a prevenir problemas potenciales.

Hay una serie de nutrientes que son los más importantes para las plantas, de los cuales se pueden explicar su función, además de los síntomas en caso de carencia:

Nitrógeno: Es esencial para el crecimiento celular de la planta así como de la clorofila. La carencia de nitrógeno conduce generalmente a un crecimiento lento y débil de las hojas, así como el ‘amarillamiento’ de las hojas más viejas.

Fósforo: Es esencial para la salud de las raíces así como para la maduración del fruto. Una deficiencia de fósforo conduce a un crecimiento débil de la planta y se percibe una tonalidad verde azulada en las hojas, las cuales comienzan a desprenderse del tallo. Los frutos y las flores son muy pequeños o tardíos.

Potasio: Es un nutriente absolutamente vital para el crecimiento de flores y frutos. Si hay una carencia las plantas frutales se vuelve improductivas y las hojas más viejas se queman, es decir, se vuelven color café y se enrollan en sí mismas.

Magnesio: El magnesio fortalece las paredes celulares de la planta, permitiéndole absorber los otros nutrientes que necesita. Adicionalmente contribuye a la germinación en semillas, fotosíntesis y al desarrollo de frutos y semillas.

Calcio: Al igual que el magnesio, también es esencial en la fortaleza de las paredes celulares de la planta y además es necesario para mantener la buena salud.

Ahora que sabemos la función de los nutrientes en las plantas resulta más sencillo identificar los síntomas de carencias que podríamos observar en nuestros cultivos:

En las hojas:

Crecimiento raquítico y débil, hojas encorvadas, enrollamiento hacia el tallo y desarrollo de tonalidades rojizas y opacas significa una deficiencia de Fósforo.

Amarillamiento de las hojas más viejas que se extiende hacia la parte superior de la planta. Las hojas se desprenden prematuramente. Las venas de las hojas más jóvenes se ven rojizas. Estos síntomas significan carencia de Nitrógeno.

Zonas amarillas hacia el centro de la hoja, además pueden seguir manchas anaranjadas o rojas. Síntomas de deficiencia de Magnesio.

Los bordes de las hojas aparecen enrollados y las hojas más viejas se vuelve cóncavas y gruesas, con las puntas secas. Estos son síntomas de carencia de Molibdeno.

En el fruto:

Maduración dispareja, con parches verdes y amarillos junto a zonas rojas en la superficie del fruto. En ocasiones el fruto se desprende de la planta antes de madurar. Significa deficiencia de Potasio.

Frutos rugosos o con hoyos y zonas acorchadas en la superficie, y maduración dispareja. Es un síntoma de deficiencia de Boro.

La pudrición apical se presenta por carencia de Calcio.

En general:

Crecimiento raquítico, tallos delgados, hojas con tonalidades pálidas. Muerte del extremo en crecimiento. Hojas secas desde los ramilletes hasta las flores o frutos. Son síntomas de carencia de Nitrógeno.

Deje un comentario

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>